US flag Official website of the Department of Homeland Security

Archived Content

In an effort to keep CBP.gov current, the archive contains content from a previous administration or is otherwise outdated.

CBP reitera aviso para disuadir viajes ilegales hacia Puerto Rico

Release Date: 
April 13, 2012

San Juan, Puerto Rico - Los riesgos e inconvenientes de un viaje en yola a través del Pasaje de la Mona superan los beneficios percibidos de inmigrar hacia territorio estadounidense.

Ante la zozobra de una yola con un grupo de personas en la costa noreste de Republica Dominicana, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) reiteró hoy su exhortación pública para disuadir los viajes ilegales hacia la vecina isla de Puerto Rico. CBP emitió su primer aviso en marzo.

Este es el segundo incidente en el 2012 donde una embarcación rústica zozobra en las aguas circundantes al Pasaje de Mona, una tendencia que preocupa a la agencia de orden público estadounidense.

Las personas que se aventuran a cruzar las cerca de 60 millas náuticas (111 kilómetros) entre Puerto Rico y República Dominicana, abordando una embarcación rústica e inadecuada, ponen en peligro no solo su vida, sino la vida de servidores del orden público de ambos países con la misión de rescatarles.

Los peligros del viaje se resumen en tres posibles desenlaces: la victimización de indocumentados por parte de organizaciones contrabandistas, el inconveniente de un encausamiento criminal y la pérdida de vida en el mar.

De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) en su informe de 2011 sobre el tráfico de inmigrantes a través del mar, el tráfico ilícito de migrantes por mar produce el mayor número de muertes en todo el mundo. El informe aduce que entre las causas de muerte se han documentado la falta de alimento, la deshidratación, así como el ahogamiento y palizas o asesinatos por los contrabandistas, quienes han tirado gente por la borda. También se han reportado suicidios.

Aprovechando el hecho de que los inmigrantes indocumentados se sienten indefensos ante su situación, individuos y organizaciones criminales les someten a la explotación sexual o al trabajo forzado, manifestaciones de la trata de personas acreditada como una expresión moderna de la esclavitud.

Los contrabandistas no solo se aprovechan de la vulnerabilidad de las personas que transportan sino que también les intimidan para evitar el procesamiento criminal por delitos de mayor gravedad.

Las personas que se aventuran a viajar y entrar ilegalmente a territorio estadounidense no solo se exponen a ser víctimas de las organizaciones que les transportan y el peligro inherente del viaje, sino que se exponen a los inconvenientes de un procesamiento formal administrativo o criminal de ser arrestadas por agentes de la Patrulla Fronteriza.

El ordenamiento inmigratorio de EE. UU. establece como delito entrar o intentar entrar, sin solicitar admisión en un puerto de entrada así designado para ello por oficiales de inmigración, asunto que puede afectar adversamente las posibilidades para un inmigrante de permanecer legalmente en los Estados Unidos.

Mediante la reducción de los canales de inmigración, más personas buscan la ayuda de contrabandistas, que ponen en peligro la vida e integridad de los migrantes en sus esfuerzos cada vez más arriesgados para eludir los controles fronterizos.

CBP emite la advertencia a tenor con su campaña "No Te Engañes" dirigida a sensibilizar a los potenciales emigrantes, informándoles de los peligros del contrabando de personas el cual puede desembocar en la trata de personas, tratando así de evitar que se puedan convertir en víctimas.

Last modified: 
February 9, 2017